Bilocaciones

California, 21 de julio de 1973

<<Apenas pasaban ocho minutos de las cinco de la tarde. En una habitación sin ventanas de Menlo Park, cerca de la bahía de San Francisco, dos personas se disponen a llevar a cabo un curioso experimento. Uno de ellos es el doctor Harold Puthoff, un joven físico norteamericano con un trabajo de posdoctorado en la universidad de Stanford y célebre por haber desarrollado un eficaz láser de inflarojos; el otro, Ingo Swann, se hace llamar artista y es médium. Dice que desde pequeño ha vivido toda clase de experiencias extrañas. Aunque es lo más parecido a un místico de otra época, la todopoderosa central de inteligencia norteamericana, la CIA, se ha interesado en sus presuntas habilidades sobrenaturales. En Langley creen que, de ser ciertas, tendrían en sus manos las téctinas perfectas para adiestrar a los espías del futuro. Minutos antes de sentarso el uno frente al otro, el doctor Puthoff recibió unas coordenadas geográficas dentro de un sobre cerrado. Habían sido elegidas al azar por alguien de la CIA que trabajaba en una operación secreta conocida como SCANATE y que pretendía utilizar a personas dotadas de facultades psíquicas para “husmear” objetivos militares a los que no llegaban sus aviones espía. Aquellas coordenadas se correspondían con uno de esos objetivos inaccesibles por la tecnología norteamericana. […] Swann escucha con atención las indicaciones geográficas que le da el doctor Puthoff. Deduce que deben corresponderse con algún lugar en el Atlántico sur y trata de relajarse. Su respiraión se acompasa poco a poco, al tiempo que cierra los ojos… <<De repente, la habitación en la que estoy desaparece -recordaría Swann tiempo más tarde-. Me encuentor en una zona nublada que creí estaba en mi mente. Pero al instante me di cuenta de que aquello no estaba en mi cabeza. Era un banco de niebla en el área del objetivo. Estaba en una gran extensión oscura surcada por grandes olas. Y entonces lo vi.>> Acto seguido, ante la atenta mirada de Puthoff, el sensitivo describe una isla de suelo rocoso provista de varios edificios idénticos. Uno de ellos, de color naranja, se encuentra junto a dos grandes tanques blancos. ¿Qué puede ser?. Días después, la CIA revelaría al doctor Puthoff que la prueba había sido todo un éxito: Swann había descrito con bastante exastitud una estación de investigación climatológica franco-soviética en la isla de Kerguelen, cerca del círculo polar Antártico, en el océano Índico y no en el Atlántico como había deducido.>>

¡Hola  a todos! Hoy vengo a hablaros del don de la Bilocación, y en primer lugar he de decir que el texto de arriba pertenece a “La ruta prohibida, y otros enigmas de la historia” obra de Javier Sierra, dedicada a los enigmas que rodean al ser humano y al planeta tierra que con descuido tratamos, y que recomiendo leer. Pues bien, estamos ante uno de los hechos más perturbadores que la raza humana conoce: Las bilocaiones. Bilocación es un término utilizado para describir el hipotético fenómeno en el cual una persona u objeto está, o parece estar, ubicado en dos lugares simultáneamente.

De la bilocación se dice que es un fenómeno físico, más que espiritual, y supuestamente la persona que lo experimenta es capaz de interactuar con su entorno normalmente, incluida la posibilidad de experimentar sensaciones y de manipular objetos físicos exactamente como si hubiera llegado a través de medios naturales.

Los santos y religiosos de antaño creían dominar esta técnica ancestral y decían ser los únicos en conseguirlo, pues la calificaban como “habilidad santa” que sólo conseguían quienes tenían el alma limpia y confiaban en dios. Aunque todos sabemos del oportunismo que la iglesia ejerce sobre el nombre de dios, cabe incluir el siguiente texto:

<<El Padre Alberto, a quien el Padre Pío conoció en 1917, contó: “Vi hablar al Padre Pío mientras se encontraba de piè cerca de la ventana con la mirada fija sobre la montaña. Me acerqué a èl para FOTO16.jpg (5587 byte)besarle la mano pero él no se diò cuenta de mi presencia y tuve la sensación de que su mano estaba entumecida. En aquel entonces lo escuchè que con voz muy clara, en el momento en que diò la absolución a alguien. Después de un instante el padre se sacudió como si se se despertara. Volteàndose hacia mí, me dijo: – ¿Estáis aquí?, no me enteré de ello -. Algún día después llegó de Turín un telegrama de agradecimiento al Padre Superior por haber mandado al Padre Pío a asistir a un moribundo. Del telegrama se pudo intuir que el moribundo estaba muriendo en el momento en que el Padre Pìo en San Giovanni Rotondo, pronunció las palabras de absolución. Obviamente el Superior no enviò al Padre Pío al moribundo, sino que el Padre Pío lo visitó en bilocación>>.

Increíble, ¿verdad?. Estamos ante otra magnífica habilidad que la mente nos brinda. Algún día dominaremos todos estos aspectos de nuestro recóndito saber, y quizás ese sea nuestro fin

Un saludo.

Anuncios

One Response to Bilocaciones

  1. MiMi dice:

    DIOS!! Que fuerte eso de la bilocación, noo?? Nunca habia escuchado hablar de ello. Da hasta miedo loko..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: